Las Fallas 2020 se celebrarán del 15 al 19 de julio

El alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado que las Fallas de 2020 se celebrarán del 15 al 19 de julio, tal y como han consensuado este miércoles con representantes de las comisiones falleras y de los artistas, y “menos de 24 horas” después de anunciar su aplazamiento ante el brote del coronavirus.

Ribó ha comparecido con el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera, Carlos Galiana, que ha dicho que estudiarán “caso a caso” para determinar si algún monumento ha de quemarse ahora porque sea inviable desmontarlo y trasladarlo, y ha confirmado que la falla municipal se quemará “a puerta cerrada”, con la plaza vacía, sin público y antes del día 19 de marzo.

“Ayer a las 20.22 horas me enteraba por una llamada del president de la Generalitat que las Fallas no se podían celebrar este año y menos de 24 horas después tenemos una propuesta consensuada que evidentemente tendrá que refrendar el mundo fallero”, ha indicado.

Ribó también ha explicado que a partir de este jueves se iniciará el traslado de los monumentos que están a medio plantar en las calles y los que están en los talleres a Feria Valencia, como ha propuesto la Generalitat, y ha mostrado su compromiso de sufragar la mitad del coste de esa operación -la Generalitat asumirá el otro 50 %-.

El alcalde ha agradecido la “actitud responsable, comprensiva y sobre todo, constructiva” del mundo fallero a la hora de buscar soluciones que, ha dicho, se han encontrado de forma rápida, y por entender “los graves problemas sanitarios ante los que nos encontramos” por la pandemia de coronavirus.

Galiana ha señalado que acoplará la programación de la Feria de Julio con las Fallas y ha detallado que los tradicionales actos falleros del 15 al 19 de marzo se trasladan a esos mismos días de julio y se dispararán las nueve mascletaes que quedan a partir del día 11 de julio en la plaza del Ayuntamiento.

“Esta propuesta ha sido consensuada en la mesa de trabajo de esta tarde y pasará por un pleno extraordinario y por una asamblea extraordinaria de presidentes que se celebrará el próximo lunes”, ha añadido.

El concejal ha explicado que la propuesta de fechas ha surgido en esa reunión pensando en tener “un tiempo prudencial para ver cómo evoluciona el coronavirus”, pero si en ese momento hay una epidemia en toda España y Europa y no se pueden plantar los monumentos, su “menor problema” serán las Fallas.

Ha explicado que desde este mismo jueves “van a empezar a trabajar para trasladar las piezas que están en la calle a Feria Valencia” y a estudiar “falla por falla para ver qué necesidades tiene cada comisión”, porque puede que algunos artistas prefieran guardar los monumentos en sus propios talleres.

Además, ha indicado que el gasto de las comisiones falleras estaba cifrado este año en casi 8 millones de euros, de los que el 25 % lo asume el Ayuntamiento mediante subvenciones, y se ha comprometido a buscar “las ayudas necesarias” en la Diputación, la Generalitat, el Gobierno y la Unión Europea para sufragar la cifra restante.

El presidente de la Interagrupación de Fallas, Guillermo Serrano, ha reconocido que el mundo fallero se quedó anoche “en shock” y “destrozado” pero todos han entendido que “tienen que aportar y coger el toro por los cuernos” y ponerse “al servicio de la fiesta”, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Ha valorado la “unión” que ha demostrado el mundo fallero, especialmente, en un momento difícil y se ha mostrado convencido de que en las fechas extraordinarias de julio habrá unas fallas “fantásticas”, al igual que lo serán las de 2021.

Preguntado por cómo será la cremà a puerta cerrada de la falla municipal en plena plaza del Ayuntamiento -el “kilómetro cero” de las Fallas-, Galiana ha explicado que al no poder haber aglomeraciones, no se anunciará ni dirá en qué momento se llevará a cabo, pero “evidentemente antes del 19 de marzo” porque “desmontarla y reciclarla no es viable”, y ha añadido que este jueves informarán a la Generalitat de su decisión.

El maestro mayor del gremio de artistas falleros, José Ramón Espuig, que es uno de los artistas de la falla municipal, ha apostado por quemar tanto la del Ayuntamiento -fuera de concurso- como algunas de la sección Especial porque tiene quejas de algunos compañeros porque ya es “totalmente imposible desmontarlas”. EFE