Consuelo Llobell Frasquet: “los falleros lucharemos para defender nuestra fiesta y defender esa cultura y esa pasión que tenemos”

“Igual que no rechacé la primera, sería incapaz de rechazar una segunda” Consuelo Llobell contestando a su posible continuidad en 2021

Entrevista a la Fallera Mayor de València 2020 emitida en el programa de radio Al Tombe en La Maxi Radio 105.9 y 103.9 FM el martes 5 de mayo de 2020 y realizada por Juan Meneses.

J.M. – Tenemos una entrevista de lujo hoy en Al Tombe. Teníamos muchas ganas de recibir a Consuelo Llobell Frasquet, Fallera Mayor de València. Bienvenida.

C.LL. – Hola, muchas gracias.

J.M. – La verdad que era una entrevista esperada. Yo tenía esa espinita, porque no conseguimos hacerte la entrevista en el Hotel Las Arenas. Te prometo que la haremos con fotos de Fran Adlert, como siempre nos gusta hacer.

C.LL. – Genial.

J.M. – Eso queda ahí, pero nos apetecía volver a verte. Creo que la última vez que coincidimos fue el día 7 de marzo en “la Reciclà” y desde entonces han pasado muchísimas cosas. ¿Cómo es el día a día de Consuelo Llobell, en estos días de confinamiento?

C.LL. – Yo sí que es verdad que soy bastante dormilona. Me despierto sobre las 10 – 10:30. Normalmente por las mañanas me dedico a estudiar y hacer deporte. Por las tardes, ya después de comer, leo un rato. Si me ha quedado algo que estudiar sigo estudiando y luego ya meriendo o juego con mis padres y con mi hermana a un juego. Luego ya, ahora que se puede salir a partir de las 20h., intento salir un poquito. Ayer ya salí y creo que seguiré saliendo.


J.M. – A ti te pasa como a la gran mayoría yo creo. Tuvimos una entrevista con un psicólogo y hablamos del tema de perder el sueño un poco por la noche. De hecho es un tema que debes de saber, eres licenciada en Medicina. El problema de perder el sueño y cambiar los hábitos. Pero seguro que te has cogido algún hábito. ¿Has hecho pan o repostería? ¿Te has enganchado al Tik Tok?

C.LL. – No, yo no soy nada de cocinar. Pero me he enganchado a leer que es mi gran pasión, leo muchísimo. Luego ya que dices lo del Tik Tok, si que es cierto que me lo he descargado, pero no subo nada. Yo solamente veo y así me entretengo. También con las Redes Sociales y poco más. Cocinar no, no soy yo muy cocinitas.

J.M. – Ya que nos comentas de libros, recomiéndanos para los oyentes de Al Tombe algún libro que leer, que aún nos quedan algunos días de confinamiento.

C.LL. – Soy de leer sobre todo comedia romántica. En esta cuarentena he descubierto a una autora que se llama Susana Rubio y me he leído ya todos sus libros. Todos me han encantado, así que cualquiera de ellos es perfecto.

J.M. – Vale, libros de Susana Rubio para recomendar una buena lectura en estos días de confinamiento. De deporte me dices que también haces deporte, ¿qué deporte practicas?

C.LL. – Yo antes de la “llamada” hacía pilates con máquinas, me gustaba mucho. A partir de la llamada lo dejé y ya no tenía tiempo ni para hacer deporte en casa. A raíz de la cuarentena me dije “voy a empezar, ¿no?”. Me he hecho una rutina con sentadillas, ejercicios de piernas, de abdomen… para hacer algo, para cansarte un poco, con una esterilla y nada, tampoco tengo mucho más.

J.M. – Ahora que sales ya un poquito a la calle, me imagino que con tus padres, sales a dar una vuelta. ¿Ayer fue la primera vez o te atreviste el domingo?

C.LL. – No, yo salí ayer por primera vez. Primero quería ver cómo iban las cosas, cómo salía la gente, que todos se respetaban, que las medidas se respetaban. Cuando vi ya desde mi balcón que todo estaba bastante normal me dije “voy a atreverme, va”, que llevaba más de un mes sin salir. Salí y muy bien.

J.M. – Después de poner el pie por primera vez tras casi cincuenta días que llevamos confinados, ¿cómo te has encontrado la ciudad? ¿Cómo te has encontrado tu barrio?

C.LL. – Bueno, mi barrio lo bastante igual. A ver, las tiendas cerradas, todo cerrado que da muchísima pena. Pero la gente respetaba, por lo menos aquí, bastante bien las medidas. No iban en grupos de personas, o sea que bastante contenta. Además como vivo cerca de mi colegio y de mi falla, pasas por ahí y son recuerdos.

J.M. – Mira lo que tengo yo por aquí: un libro de tu falla, de la Historia de la Cabalgata del Ninot (1942-2017). Tengo buenos amigos en tu comisión. ¿Cómo está la comisión contigo? Yo sé que está a piñón contigo, pero ¿cómo lleváis esa relación a distancia?

C.LL. – Pues yo lo pasaba un poco mal porque claro, yo veía que mis amigas seguían bajando. Ellas están en la directiva, yo al principio también iba a formar parte hasta que salí en la Fonteta. Era como “no puedo bajar, no puedo hacer nada” y si que cada momento que podía intentaba escaparme. Ellos me siguen, me apoyan y mantenemos ese contacto a distancia. Encima, a través de mis amigas, con el cuadro de honor también voy hablando y en esta situación más todavía.

Proclamación Falleras Mayores 2020 – Foto: Fran Adlert

J.M. – Con Carla me imagino que estás en contacto. Ya he visto que seguís haciendo entrevistas para otros compañeros. ¿Cómo está Carla?

C.LL. – Carla está muy bien. Los niños estuvieron mucho más tiempo encerrados que los adultos, pero ya llevan bastante tiempo saliendo y ahora está más feliz. Ellos necesitan ese tiempo de hacer un poco de locuras, con el monopatín, con la bici… y se divierte. De vez en cuando hago videollamadas con ella y me enseña las manualidades que hace y los juegos que les preparan sus padres para que se entretengan. Está muy bien, con muchas ganas de volver, pero está muy bien.

J.M. – Me imagino que con tus doce compañeras de reinado, de viaje estáis ahí “a tope”, seguís en contacto.

C.LL. – Sí bueno, no somos mucho de videollamadas, pero hablamos por WhatsApp todos los días y nos contamos las novedades. Luego nos van subiendo fotos de todos los actos y las vamos compartiendo. Hay fotos que son muy divertidas. La verdad es que estamos todo el día hablando, desde que nos levantamos que habla alguna, hasta que nos acostamos.

Visita a Fitur de la Fallera Mayor de València 2020 y su Corte de Honor
Visita a Fitur de la Fallera Mayor de València 2020 y su Corte de Honor

J.M. – ¿Están todas bien? ¿Están trabajando, algunas no o en casa?

C.LL. – Sí están todas bien. La verdad que hemos tenido mucha suerte. Deborah que es enfermera está trabajando, algunas están teletrabajando y las que estaban estudiando están ahora a tope que están de exámenes. Las que están opositando han intentado volver a retomarlo. Intentando todas volver a una normalidad rara.

J.M. – La verdad que sí. Tú eres licenciada en Medicina. ¿Al final no te han tenido que llamar para hacer algún extra? ¿Te han tenido en casa?

C.LL. – Bueno, me inscribí en la lista de voluntarios por si hacía falta. La verdad que ni a mí, ni a ninguna de mis amigas nos han llamado. Eso es buena señal, porque si nos hubiesen llamado significaría que las cosas hubiesen estado muy mal. Sí que soy consciente que en otras comunidades sí que han llamado a gente. La lista sigue estando ahí, si nos necesitan, esperemos que no, ahí estaremos.

J.M. – Exactamente. ¿Qué cosas de antes de esto que ha pasado dejarías atrás y no las cogerías para esta nueva normalidad que nos espera?

C.LL. – A nivel de Sanidad, que es la parte que me toca, se ha demostrado en esta situación que hay mucha gente que va al médico, cuando a lo mejor no debería de ir. No se valora a esos profesionales sanitarios que llevamos estudiando durante mucho tiempo. Entonces, ya que hemos tenido esta situación y hemos sabido valorar su trabajo, pues que sigamos valorándolo y que no sea “esto ya ha pasado y ahora me das igual”. Que se valore de verdad y que se haga por mantener a los médicos en España, que para eso trabajamos mucho durante la carrera y muy duro.

J.M. – Es verdad, hay un sentimiento general de que a los sanitarios hay que cuidaros. Al final sois los que mantenéis la salud de todos nosotros. Tengo constancia, y todos lo sabemos, que hay muchísimos sanitarios que son falleros y sus comisiones les han apoyado de alguna manera en Redes Sociales. La verdad que es un aliento ver tanto fallero médico y en primera línea ayudando a los enfermos de la Covid19. Yo lo veo como un poco de esperanza, ¿no Consuelo?

C.LL. – Sí y además ellos entienden la parte médica, la parte de “esto ha pasado y hay que adaptarse” y también un poco la parte de sentimiento. Los falleros podemos estar un poco tristes por esta situación, pero yo estoy muy orgullosa de que hayan muchos médicos, enfermeros, celadores, auxiliares que sean falleros.

J.M. – Algo tenemos que aprender en positivo de todo esto que nos ha pasado. ¿Crees que hemos aprendido algo los falleros, los valencianos en general?

C.LL. – Yo creo que hemos aprendido a valorar las pequeñas cosas. Que muchas veces nos pasan desapercibidas, que no les damos importancia. A una cosa tan básica como “puedo ir a ver a mi abuela a su casa”. A partir de ahora creo que todas esas cosas se van a valorar muchísimo más. A nivel de las Fallas lo mismo, a valorar algo que lo dábamos siempre por hecho. A valorar que somos unos agraciados, de tener la suerte de poder contarlo y que hay que luchar.

J.M. – ¿Tú personalmente qué has aprendido de este confinamiento, de esta situación?

C.LL. – He aprendido que soy más fuerte de lo que me pensaba. Han sido momentos muy duros. Si a mí me lo llegan a decir hace cuatro meses, a parte que no me lo habría ni creído, creía que lo iba a llevar peor. Pero bueno al final es el momento de sacar las fuerzas, que todo el mundo fallero necesita de tus ánimos. Creo que he aprendido eso: que soy más fuerte y, en general, todo el mundo fallero. Que podemos con todo.

Crida 2020 – Foto: Fran Adlert

“Igual que no rechacé la primera, sería incapaz de rechazar una segunda”

J.M. – Hay un clamor de gran respeto y gran cariño hacia ti pidiendo, casi por aclamación, que continúes en 2021. ¿Si tuvieras esa posibilidad, que es muy factible, dirías que sí?

C.LL. – Bueno, creo que es una decisión difícil. No por el sentimiento, obviamente, sino porque si llegamos a ese punto es porque no hemos podido celebrar nada absolutamente de las Fallas. Con lo cual la pandemia seguiría dándonos fuerte. Yo ya lo he dicho, si tengo la suerte que ese teléfono, porque ya estamos en esa situación, suena dos veces yo creo que no hay nadie, ninguna fallera en toda València que sea capaz de rechazar esa llamada. Igual que no rechacé la primera, sería incapaz de rechazar una segunda.

J.M. – En estos meses te han ocurrido muchas cosas buenas y malas. Todos lo sabemos, las hemos comentado en tertulias y hemos visto las notas de prensa y en tus comentarios. Me gustaría repasar contigo algunos grandes momentos buenos, porque ha habido momentos muy buenos. Me acuerdo sin duda la “llamada” y tu proclamación en el Ayuntamiento, creo que es uno de esos grandes eventos imborrables ¿no?

C.LL. – Sí. A mí se me pone la piel de gallina y todo de recordarlo. El otro día estuve viendo vídeos. Yo siempre digo que si me tengo que quedar con algún acto me quedo con la “llamada” porque es un acto tan inesperado. Yo lo veía muy lejano porque no quería hacerme ilusiones. Ese momento lo hablábamos con mi familia de cuando empezó a llegar la gente, empezaron a llegar los fotógrafos, los medios de comunicación… Toda esa situación y dices “ojalá estar ahí ahora, rebobinar y poder cambiar lo del coronavirus, poder cambiar esta pandemia”. Pero bueno, me quedo con esos momentos. Con la proclamación también, ahí se vio que era una Fallera Mayor llorona, que ya empecé a llorar antes de subir.

La Llamada de Consuelo Llobell – Foto: Fran Adlert
La Llamada de Consuelo Llobell – Foto: Fran Adlert

J.M. – Pero eso es bueno, demostrar un poco los sentimientos. Tu evolución yo creo que ha sido a máximo a lo largo de esos actos. Ese acto era el arranque, bueno venías de las Preselecciones. Que esto es duro, llegar a ser Fallera Mayor de València es muy serio y es muy duro, no es fácil llegar donde estás tú. Luego ha habido más actos importantes, recuérdanos alguno que tú quieras destacar.

C.LL. – Después de la proclamación y de la “llamada” yo me quedo con la Crida. Yo creo que no he llorado, bueno a parte del día que se anularon las Fallas, ese día lloré muchísimo. Mis compañeras de la Corte y mis amigas me decía “Consuelo, relájate porque no vas a poder hablar”. Mi familia también me decía desde el fondo “relájate, relájate” y yo no podía dejar de llorar. Yo pensaba: madre mía, cuando suba y vea a mi falla y a mis amigos bajo voy a seguir y esto no va a parar. Pero es un acto muy bonito, también estás muy nerviosa porque lo has vivido desde la otra parte, te da muchísimo respeto y lo quieres hacer bien. Es un discurso que lo llevas preparando durante muchísimo tiempo con mucha ilusión. Es en general, el día 1 de marzo es un día espectacular.

J.M. – Además se une en este año en concreto, porque este ha sido un año de muchas particularidades. Pienso que a veces hay señales que nos marcan un poco el rumbo, pero luego al final todo lo bueno y todo lo malo es parte de la vida y parte también de la fiesta. Ese día 1 de marzo que amanecías ofreciendo a ¿qué santa era?

C.LL. – A Santa Bárbara.

macrodespertà 2020

J.M. – Exacto, a Santa Bárbara. Después la macro despertà y València se llenaba de pólvora, de alegría, de fiesta. Luego una mascletá a las 14h y era ese pistoletazo donde tú podías decirle a todos los valencianos y ordenar al pirotécnico que empezara. ¿Cómo fue esa primera vez?

C.LL. – Pues creo que es un momento que hemos soñado todas, ¿no? Creo que vas a la mascletá con tu falla, con tus amigas y lo ves y piensas “qué guay, qué emoción sentir eso”. La primera mascletá, que fue después de la macro despertà, lo dijimos Carlos, Carla y yo. También era la primera vez de Carlos. Yo siempre digo que lo bonito siempre es compartirlo, que quedárselo para una sola no tiene gracia. Ya a las dos ya lo hicimos Carla y yo y muy felices. Las dos estábamos como en una nube, mis amigas estaban grabándome en plan “no me puedo creer que seas quien lo dice”. Es uno de los sueños que se cumplen en este gran sueño.

mascletà 1 de marzo 2020

J.M. – Luego continuaba la tarde con la Crida como tú bien dices. Con un discurso contundente. Tiene que dar vértigo asomarte a esa plataforma y ser el centro de todas las miradas. Ya no solo de los falleros, sino también de todos los valencianos y a nivel internacional. ¿No se te pone una cosa en la garganta, aparte de llorar?

C.LL. – Daba respeto. Obviamente porque es un acto que tiene repercusión a nivel mundial. Sobre todo por los falleros que se merecían una buena Crida. Es un discurso como te digo que has preparado durante tanto tiempo que yo pensaba “que no se me olvide”. Pensaba que no se me podía olvidar porque creo que nunca me he sabido algo tan bien con sus puntos, sus comas, con todo. Da mucho vértigo y respeto, pero cuando empiezas y ves que es como si lo estuvieses ensayando una vez más, ya te relajas y te dices “este es mi momento”.

Crida 2020 - Don Falleret
Crida 2020 -Foto: Fran Adlert

J.M. – A partir de ahí hay muchos actos de las pre-Fallas que, en algunos casos, compartíamos contigo. Pero llega el día 10. Sin saberlo ninguno, aunque muchos digan que nos iban previendo, que ni tú podrías saber, ni yo como medio aficionado a informar de las Fallas, no teníamos ni idea. De hecho estábamos en shock. El día 10 fue la última mascletá y reas un poco ajena como éramos todos.

C.LL. – Bueno, sí que es verdad que desde que empezó todo me preocupé bastante. Me acuerdo que me metía en el coche después de los actos y miraba la información sobre el coronavirus. Y todos los acompañantes y los conductores con los que iba me decían “no mires nada, no te obsesiones, no va a pasar nada”. Me acuerdo cuando conocí a Carlos también se lo comenté y me dijo “ no te preocupes que no”. Y fue que sí. La verdad es que siempre digo que vivíamos en una burbuja, que éramos muy felices, que no éramos conscientes de la gravedad y de todo lo que había. Y nos caímos de golpe de la burbuja, se rompió de golpe y caímos todos.

J.M. – Cierto, mucha gente que pueda vernos a posteriori de emitir la entrevista a través de Al Tombe dirá “pero es que estáis un poco locos los valencianos”. De hecho me lo decían en algunas Redes Sociales. Pero es como tú bien dices: estábamos en una burbuja, en nuestra fiesta, con todos los trajes preparados, la pólvora preparada, nuestras fallas casi en las calles… pero nos quedamos ahí. Grandes momentos también el día de tu exaltación. Con la novedad en el Palacio de Congresos, pero superado con creces. Y donde se vio a una Consuelo Llobell que de repente salió diciendo “esta soy yo”.

C.LL. – Sí, fue un día muy bonito. Es también un día que estás esperando con muchas ganas, que lo preparas todo con mucha delicadeza: el traje, el aderezo que te pones después de vérselo a tantas falleras mayores de València. A mí el Palacio de Congresos siempre me encantó, siempre lo he dicho, y yo le pongo un diez. La Banda Municipal ojalá pudiese haber estado, pero bueno aún así yo le pongo un diez. Para mí fue espectacular.

J.M. – ¿Allí es donde yo creo que Consuelo Llobell rompió estereotipos, donde se vio a la auténtica Consuelo?

C.LL. – Yo creo que sí, pero no. Sí que rompí muchos estereotipos. Mi mantenedor ayudó muchísimo también, hizo que el mundo fallero me conociese un poco más. Pero creo que romí más estereotipos el día de la rueda de prensa. El día de la rueda de prensa después de la anulación de las Fallas fue cuando creo que cambió el chip de mucha gente que a lo mejor se había puesto una barrera. Que no quería conocerme por la razón que fuese. Que nos ha pasado a todos algún año, por alguna situación personal o lo que sea, que también es comprensible. Pero creo que ese día cayó la barrera del todo.

Exaltación Fallera Mayor de Valencia 2020 – Foto: Fran Adlert

J.M. – En ese momento tú eres una mujer fallera, valenciana y, como bien dices, en esa rueda de prensa histórica hay un antes y un después. ¿Tú eres consciente de esa situación?

C.LL. – Sí, bueno. Yo cuando fui a la rueda de prensa sabía que iba a tener repercusión, pero a lo mejor no tanta. Yo iba muy tranquila. Me acuerdo que le decía a mis padres “no os preocupéis que no voy a llorar, no vengáis que no me quiero poner nerviosa”. Pero cuando empecé a llorar… Iba como muy natural, como si en vez de ir a una rueda de prensa, estuviese hablando con mis amigas y expresar de verdad cómo me sentía, independientemente que fuera Fallera Mayor de València, fallera de una comisión o una persona.

J.M. –  Me gustaría saber tu opinión. Estamos en una escalada de Juntas Locales que cancelan definitivamente su celebración de las Fallas 2020. ¿Cómo ves todo eso? Hay una parte del sector fallero que lo ve como muy triste tomar la decisión en el mes de mayo.

C.LL. – Es muy complicado, sobre todo porque es una fiesta de la que vive mucha gente: artistas falleros, pirotécnicos, floristas… Entonces anularlas hasta 2021 supone una repercusión a nivel económico y a nivel emotivo y sentimental que es difícil de gestionar. También hay que ver cómo están las condiciones en julio. Me refiero: si esto nos da tregua a los valencianos y a los falleros somos los primero que estamos encantados de poder celebrarlo. Sobre todo porque significará que esto ha pasado. Pero tampoco se sabe esto cómo va a evolucionar. Yo sigo las noticias y es que no se sabe.

J.M. – Estamos un poco en la incertidumbre y por eso a lo mejor tomar decisiones precipitadas nos puede llevar a un equívoco. Hay tendencias desde la percepción que tienen las comisiones falleras en la ciudad de València que a priori se postulan hasta el 15 de junio para decidir cómo las puede celebrar, si las puede celebrar. Creo que es un poco la prudencia. Sagunto sí que propone una  prudencia o incluso Xàtiva que decide esperar a finales de junio para decidir una fecha. València yo creo que también es valiente, es la punta de lanza al final de todo. ¿Crees que los falleros olvidan la esencia de lo que significa ser fallero? Se habla mucho de que perdemos el sentido del porqué somo falleros cediendo a la fiesta, al festejo puro y duro.

C.LL. – Creo que lo de esperar, como tú bien dices, es prudente. Porque cuanto más nos esperemos, más sabremos cómo evoluciona, del comportamiento del virus y más información tendremos. También entiendo la parte de determinados falleros, que esa incertidumbre es muy dura de llevar: no sé qué va a pasar, no sé qué hacer con mi comisión… Esa repercusión económica al final la vamos a tener todos. A mí me da mucha pena pensar que hay gente que va a tener que dejar de ser fallera porque a nivel económico no se lo va a poder permitir. Son muchas cosas que hay que tener en cuenta. No sé si se perderá el espíritu fallero, quiero pensar que no, que es al contrario. Que los que somos de verdad falleros saldremos más reforzados de esta situación, admiraremos más a nuestra fiesta y valoraremos la esencia de la fiesta.

Ofrenda Virgen de los Desamparados – Crida 2020 – Foto: Fran Adlert

J.M. – Estamos en unas fechas emblemáticas en el calendario de todos los valencianos y muchísimos falleros, que es celebración de la Virgen de los Desamparados. Posiblemente en una vida normal estarías ensayando. ¿Estás ensayando por si en algún momento se puede realizar la dansà?

C.LL. – Si que nos han enviado los vídeos para que vayamos ensayando. Yo no sabía bailar y me es un poco difícil aprender a bailar con un vídeo que tienes que imitar en espejo, partiendo de una base de cero. Tengo la esperanza que se haga en algún momento y que nos de tiempo a ensayar físicamente y bien.

J.M. – Ahora como va la desescalada en proceso hasta junio mira si tenemos tiempo todavía. Yo tampoco sé bailar, te lo confieso. Valoro la gente que lo hace. De todas maneras, la celebración aunque no se pueda realizar en las calles sí que se va a celebrar a nivel emotivo en cada casa. ¿Consuelo Llobell, la Fallera Mayor de València, cómo piensa celebrarlo?

C.LL. – Yo creo que viendo a través de todas las Redes Sociales, de todos los medios de comunicación que nos ofrezcan lo que les dejen ofrecernos. Esta situación es difícil. Con un poco de tristeza también porque también era un día que esperaba con muchísima ilusión, esa procesión de la Virgen. Pero bueno, quiero pensar que de todo esto saldremos y que algo podremos hacer para vivirlo, obviamente de otra forma. No quiere decir que vaya a ser muy malo o peor, ni nada por el estilo. Igual descubrimos unas novedades que nos gustan.

J.M. – Exacto, es posible que las comisiones falleras y los falleros tengamos que aprender a modificar la manera de celebrar las Fallas, manteniendo la esencia como tú dices. Estamos obligados a hacerlo , ¿verdad?

C.LL. – Sí, yo creo que lo dije en la rueda de prensa. Los falleros nos vamos a reinventar. Vamos a encontrar nuevas maneras de disfrutar, de estar juntos, de hacer actividades, de formar nuestra familia. Si algo tenemos los falleros es que tenemos bastante creatividad en ese aspecto y daremos ejemplo.

La Meditadora con mascarilla – Don Falleret

J.M. – Consuelo Llobell, Fallera Mayor de València, es Historia viva de las Fallas. El día que le quites la mascarilla a “la Meditadora”, a tu falla, ese día será un día maravilloso para todos los que amamos las Fallas. ¿Cómo te imaginas ese momento?

C.LL. – Llorando, obviamente. A parte de los falleros, creo que a nivel de todas València, de toda la Comunidad, de toda España es como decir “hemos podido, hemos ganado y no habéis podido con nosotros porque nada ni nadie puede”. Ni con los valencianos, ni con los españoles, ni con los falleros. Creo que va a marcar un antes y un después.

J.M. – Ya pedirte por último Consuelo, como Fallera Mayor de València 2020, ¿qué les quieres decir a los falleros y a las falleras en este momento?

C.LL. – Como ya les dije en la rueda de prensa que mantengan el ánimo. Sé que es difícil, que han pasado muchos días, que la situación ha cambiado, que nos hemos dado cuenta que esto es más grave de lo que pensábamos. Pero como siempre digo los falleros lucharemos para defender nuestra fiesta y defender esa cultura y esa pasión que tenemos. Muchísimo ánimo a todas las comisiones, que sé que están trabajando muy duro para poder salir de esta situación. Sobre todo también a todas las falleras mayores, a los presidentes infantiles y a los presidentes de falla. Volveremos con más fuerza que nunca. Estoy deseando recorrerme València y conocerlos a todos en persona, a los que me falta por conocer. Ojalá podamos abrazarnos pronto.

Consuelo Llobell – Fallera Mayor de Valencia – Foto: Fran Adlert

J.M. – Y nosotros informar de todo eso que nos estás prometiendo y espero que se haga realidad. Muchísimas gracias por haber concedido esta entrevista a Al Tombe, en la Maxi Radio, los oyentes estamos agradecidísimos, los lectores de Don Falleret también. Desearte la mayor de las suertes, una salud de hierro y darte la enhorabuena por esa valentía y esa fortaleza que tienes, Consuelo.

C.LL. – Muchísimas gracias a vosotros por contar conmigo y ojalá podamos vernos pronto.

J.M. – Ojalá sea así.

Juan Meneses

Fotos: Fran Adlert y archivo

© Don Falleret 2020. Todos los derechos reservados.

Todos los derechos reservados. Prohibido su uso comercial, reproducción, impresión y/o modificación total o parcial sin autorización expresa del autor.