Los falleros preparados para el aplazamiento de las Fallas 2021

Los Presidentes y Presidentas de Falla reclaman un calendario para evitar un año en blanco como 2020

15/01/2021 Don Falleret. Durante este jueves el Alcalde de València Joan Ribó confirmaba que este mes de marzo no habrá Fallas. Un titular que se adelanta a la decisión que se pueda tomar en la reunión que este viernes tendrán los agentes falleros, Ayuntamiento, Junta Central Fallera, Interagrupación de Fallas de Valencia y las Juntas Locales Falleras con la secretaria de Salud Pública, Isaura Navarro para tomar una decisión definitiva sobre la celebración o no, y la elaboración de un posible calendario de celebración a lo largo de este año. Y además adelantándose a la reunión convocada por Junta Central Fallera para la próxima semana con los representantes de las comisiones falleras de la ciudad con los que tomar decisiones tras ser informados de las reuniones celebradas.

Esta contundente decisión por parte de Ribó viene tras las aglomeraciones durante la recepción a los Reyes Magos en el Ayuntamiento que dieron la vuelta a España y por las que el Alcalde pidió perdón.

El pasado octubre, la Consellera de Sanidad, Ana Barceló ya anunció que “será imposible sin una vacuna que se celebren fiestas como la Fallas, las Hogueras, los Moros y Cristianos y cualquier otra fiesta popular.” Este anuncio no dejó que se intentara reactivar la actividad fallera con actos como los del aniversario de la declaración de las Fallas como Patrimonio de la Humanidad, desfiles de indumentaria, la presentación de la imagen gráfica de las Fallas 2021, lo que creó el efecto de una falsa esperanza de cara a la celebración de las Fallas en marzo de 2021.

Finalmente son los falleros los últimos en conocer tan importante decisión que les afecta directamente. Reiteradamente el presidente de Junta Central Fallera ha insistido en que los falleros serían los primeros en conocer la decisión adoptada de aplazamiento pero finalmente esta promesa ha sido incumplida.

Las comisiones falleras consiguen frenar, de momento, la caída del censo para seguir manteniendo su actividad una vez remita la pandemia de la Covid 19. En València, con los datos aportados en el pasado pleno de JCF, tan solo bajaba un 10% el censo tras un año en blanco, sin Fallas, sin actividad y con todas las dificultades de estos diez meses sufridas por un colectivo en pendiente estado de incertidumbre. Si la hostelería y el ocio nocturno han sido sectores muy tocados por la pandemia, las entidades festeras y casales falleros han sido sin duda la diana de las restricciones que aún a día de hoy se mantienen.

La situación de las comisiones en Juntas Locales y pueblos no es muy distinta a la de la ciudad de València, pero piden más coordinación a la hora de adoptar decisiones y no ser excluidas e ir detrás del “cap i casal”.

Para el Presidente de la Falla de Museros, Sergio Sánchez, “el mundo fallero lo sabremos encajar aunque nos cueste sobrevivir a otro golpe y muchos se queden por el camino. Pero si se quiere salvar la fiesta, hay que dar una fecha segura en cuanto se aplacen, teniendo en cuenta el calendario de vacunación, para que las comisiones puedan hacer cálculos, cábalas y previsiones. Para saber a qué nos enfrentamos y dar información clara a los falleros y no seguir pidiéndoles más saltos de fe. Para poder volver a invertir en todos esos comercios y sectores que viven de nuestra fiesta y que necesitan reactivarse económicamente. Para volver a despertar sentimientos y sueños que han quedado en un letargo demasiado prolongado.

Nos dieron el reconocimiento de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad tras muchas décadas de ver como nacían las fallas, las evolucionábamos, las hacíamos algo grandioso y espectacular y las elevábamos al pódium de las mejores fiestas del mundo. Ahora es momento de demostrar que nos lo merecíamos, salvándolas.”

Los falleros y sus representantes eran conscientes de la imposibilidad de poder celebrar las Fallas en marzo y por ello están preparadas para afrontar un año diferente, que debe salir del consenso de los agentes involucrados y sobre todo con el conocimiento de la evolución de la pandemia y la campaña de vacunación.

Hemos pulsado el sentir de algunos presidentes de Falla. Para Carles Berriales Presidente de la Falla Guillem SorollaAunque es una desgracia importante para el mundo fallero ,en estos momentos era casi una noticia esperada para la mayoría, estamos en un momento donde han crecido mucho los contagios, la situación no es buena a nivel sanitario, entonces es una medida que se tiene que tomar aunque sea muy dolorosa. Igualmente opino que hay que hacer un posible calendario estudiado por todas las partes y estudiar la posibilidad de plantear otras fechas y que no sea un año en blanco, como pasó en 2020… Los actos más importantes que se puedan celebrar durante el verano o pasado el verano y otra tener muy en cuenta a los sectores afectados… Para Carles Berriales es importante la unidad de todas las partes que toman decisiones, fundamental para afrontar este año atípico.”

Para Paula Pascual, Presidenta de la Falla Sagunto – Padre UrbanoEl aplazamiento lo veo necesario porque hay que finalizar este ejercicio, cuando mejor esté la situación y teniendo muy claro, que será muy diferente al resto de los años, pero necesitamos cerrar un ciclo. Y sobre todo porque hay muchos sectores que dependen de la gran fiesta de las fallas y deben de encontrar una reactivación por pequeña que sea y la manera es, que se celebren las fallas aunque se aplacen de su fecha de siempre.

Siempre, como te he dicho, sabiendo que nunca en el 2021 serán unas fallas normales y se tendrán que celebrar bajo las indicaciones de la Conselleria de Sanidad, reinventándonos y aceptando cualquier situación posible que se pueda generar.

Pero si estoy segura que saldremos más fuertes y pienso que a partir de ahora valoraremos mucho más, todo lo que conlleva las fallas.

Para David Sotelo, Presidente de la Falla del Carrer de Baixveo correcto un aplazamiento de las fallas del 21, pero igual que veo bien esto, no veré bien que jueguen con nosotros diciendo que serán en verano, la gente se hace falsas ilusiones y eso no es bueno, sobre todo para las comisiones, que con este baile de fechas cada vez están más desilusionados, y así pasa, que los censos ya están bajando considerablemente. Y con el aplazamiento, debemos hablar también de las ayudas, éstas deben llegar a todos los sectores, pero también deben llegar a las comisiones. Si los censos continúan bajando, la viabilidad de ellas será difícil, y si no hay comisiones, no se podrá contratar a artistas, pirotécnicos, floristas etc etc. Por tanto aplazamiento si, y a pensar desde la base cómo salvar nuestra fiesta. La posible disolución de algunas comisiones falleras podría verse efectiva si las decisiones que se tomen finalmente perjudiquen gravemente a los falleros que son los que con sus cuotas mantienen la fiesta y todo lo que conlleva.”

Para Salvador Martín, Presidente de la Falla Joaquín Navarro-Carrícola “es lo más razonable viendo la situación en la que estamos pero pienso que tanto el Ayuntamiento de Valencia como Junta Central Fallera tenían que haber tomado medidas antes, ya que nos han hecho gastarnos bastante dinero en acondicionar los casales para medidas COVID y tan solo hemos podido abrir un par de semanas sin poder hacer nada. También nos tuvimos que meter en firmar con los artistas falleros por dos años y ahora nos encontramos con la situación de vernos con unos monumentos en Feria Valencia sin quemar y otros monumentos, pagando por dos años con los mismos gastos y con la mitad de ingresos y un chorreo de falleros dándose de baja.”

Ribó ha adelantado también el acuerdo de un fondo de ayudas acordado con la Generalitat Valenciana, alcaldes de las grandes ciudades y presidentes de las Diputaciones Provinciales. Este fondo estará dotado de un total de 120 millones de euros, «la aportación de la Generalitat será del 50%, la de las tres diputaciones del 30% y los ayuntamientos pondrán un 20%». Y ha explicado que en estas ayudas se acordó que «se tuviera muy en cuenta a todo el mundo de la fiesta. Además de a los hosteleros, hospedajes, agencias de viajes, mundo del espectáculo y del arte y el ocio nocturno», se apostará por ayudar al sector vinculado con las Fallas: artistas falleros, artistas carroceros, orfebrería e indumentaristas. A priori en este fondo no se contemplan ayudas a las comisiones falleras, que deberán ser clarificadas, dados sus compromisos con artistas falleros hasta 2022 en el caso de Valencia.

El mundo fallero sigue viviendo en la incertidumbre ante la falta de decisiones claras. La celebración de las Fallas “como toca” es el anhelo de la mayoría de los falleros, aunque este año será difícil una celebración como todos conocemos. La campaña de vacunación será la que nos dé la clave para las celebraciones festivas. Los científicos y las autoridades sanitarias buscan el 70% de inmunidad de rebaño en la población para poder volver a la “normalidad”. Con ese horizonte debemos mirar con optimismo por unas Fallas 2021 posibles y adaptadas a las circunstancias.

Juan Meneses

Foto: Fran Adlert

© Don Falleret 2021. Todos los derechos reservados.

Todos los derechos reservados. Prohibido su uso comercial, reproducción, impresión y/o modificación total o parcial sin autorización expresa del autor.

Plantà de la Falla Plaza del Pilar 2019 – Foto: Fran Adlert – Don Falleret