Consuelo Llobell ya reina en València

La tarde amenazaba lluvia, pero finalmente se impuso el buen tiempo a la hora de iniciar el ritual de lo que seria una espléndida Exaltación. La puerta del domicilio de Consuelo Llobell era a primeras horas de la tarde un hervidero y todo el interés se centraba en descubrir el color del espolín con el que se ha confeccionado el primer traje oficial. Rosa Oporto, es el color elegido, que rompo la gama traída desde la últimas falleras mayores de Valencia y que es un homenaje al color que la madre de Consuelo llevó cuando fue fallera mayor.

En la calle, Consuelo Llobell fue recibida, haciendo pasillo, por su Corte de Honor, que ya conocía el color el día antes, según la propia Consuelo anunciaba en su Instagram. Rodeada de las que serán sus compañeras de reinado y numeroso público, no quiso perderse este momento inolvidable, su abuela Consuelo y como tampoco lo hizo, su antecesora Mari Carmen Mollà, que fuera fallera mayor de València hace 33 años, en representación de la también su comisión fallera Albacete – Marvá.

Tras ser recibida a las puertas del Ayuntamiento por el Alcalde de la ciudad, Joan Ribó, y por el concejal y Presidente de Junta Central Fallera, Pere Fuset, conseller de Política Territorial, Arcadi España, y el concejal de Turismo, Emiliano García, la comitiva, subida en coches de época del Club de Automóviles antiguos de Valencia se dirigió al Palacio de Congresos.

Allí todo estaba preparado. Daniel Buj, vicepresidente de festejos, como Sela Falcó, vicepresidenta de protocolo, lo tenían todo bien preparado y ajustado. Como si fuera un puzzle, finalmente y a pesar de las dudas por la idoneidad del recinto, consiguió albergar y celebrar con esplendor la exaltación de la fallera mayor.

Falleras Mayores y presidentes de las comisiones de la ciudad ocuparon el patio de butacas, donde solo se veían peinetas. Entre las autoridades destacar la presencia de Maria José Català y Maria José Ferrer San Segundo, por el partido popular, Amparo Picó y otros concejales, por el Ciudadanos, Sergi Campillo y Carlos Galiana, entre otros, de Compromis, y Pilar Bernabé por el Psoe. Las ausencias de Sandra Gómez, justificada por su viaje a Málaga por la celebración de los Goya, que posiblemente se celebre en el Cap i Casal el próximo año con motivo del centenario del nacimiento de Berlanga, o la del Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que se encontraba visitando, junto al Presidente del Gobierno, el norte de la Comunitat.

Se iniciaba la primera parte con un espectáculo musical ofrecido por la Banda Municipal de València, que interpretaba música tradicional valenciana, con las voces de dirigida por Rafael Sanz-Espert, estuvo acompañada por voces prodigiosas como las de Patxi Ferrer, que ya cantó el himno en el Palau de la Música en una ocasión y Xavi de Bétera, y los bailes del grupo Alimara, que se distribuyeron por el auditorio y el escenario.

Tras el intermedio, la Exaltación cumplió con todo su protocolo, donde una a una fueron nombradas las componentes de la Corte de Honor por la voz en off de Rafa Martí.

El mantenedor de la Fallera Mayor de València ha sido José Alejandro Remohí Giménez es licenciado en Medicina por la Universidad de Valencia, realizando su especialidad en Obstetricia y Ginecología en el Hospital Clínico de Valencia. Asimismo,

se especializó en Endocrinología en la Universidad de Irvine en California (EEUU). Catedrático de Obstetricia i Ginecología en la Universidad de Valencia, es también director del Máster de Cirugía Endoscópica Ginecológica Avanzada de la Universidad de Valencia desde 2003, presidente del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y director del Instituto Universitario del IVI. Es fallero desde su infancia y desde 2010 lo es en la Falla Almirante Cadarso – Conde Altea.

Su discurso fue tierno, cercano, emotivo y certero. Habló de todas ellas con cariño. Al público agradó y a Consuelo, la verdadera protagonista, la exaltó poniendo en valor su amor por Valencia y por las fallas.

Destacar que que la niña que portó el cojín con las bandas fue Aitana Hernández, que compartió reinado con Consuelo en Albacete-Marvá y el joven que acomodó a la fallera mayor fue Lucas García, su presidente infantil.

Una noche inolvidable donde Consuelo Llobell brilló con luz propia, en un año de cambio, temporal, superado con creces, que hizo que como todos los años, la exaltación sea un momento emotivo y de solemnidad.

 

Juan Meneses

Fotos: Fran Adlert

© Don Falleret 2020. Todos los derechos reservados.

Todos los derechos reservados. Prohibido su uso comercial, reproducción, impresión y/o modificación total o parcial sin autorización expresa del autor.