La discriminación de los Casales pone en pie al mundo fallero

La Fallas piden equiparación con las entidades culturales y el horario como en la hostelería

 

Las nuevas medidas impuestas por parte de la Conselleria de Sanitat han puesto en pie de guerra al mundo fallero. Las nuevas medidas que se mantendrán hasta finales de junio discriminan a los casales falleros y al resto de sedes festeras de la Comunidad Valenciana.

Mientras la hostelería amplia horarios y el ocio nocturno reabre tímidamente gracias al levantamiento de las restricciones a estos sectores tan perjudicados durante este último año, las comisiones falleras ven como los casales se mantienen con un 75 % de aforo, horario de cierre a las 23h, sin poder tener servicio de barra ni poder cenar o tomar algo dentro de estos recintos que son la segunda casa para los falleros.

Este agravio comparativo ha tenido un efecto de contestación tanto a nivel institucional donde Interagrupación de Fallas de Valencia como las diferentes Federaciones, Especial, 1ª A o juntas locales, así como a titulo personal falleros y falleras que se ven discriminados frente a otros sectores.

Componentes de la Mesa de Seguimiento Foto: Junta Central Fallera

“Simplemente se pidió más empatía con las Comisiones Falleras de toda la Comunidad Valenciana. Un colectivo totalmente responsable y que ha sabido comportarse de una manera ejemplar durante el tiempo que estamos golpeados por la pandemia.

La empatía no pasaba solo para dejar celebrar las Fallas. También pasaba para permitir que nuestras sedes sociales no acabaran muriendo por inanicción.
Desde la propia Consellería de Sanidad y Salud Universal se nos aseguró que se tendría en cuenta nuestras peticiones, con una desescalada progresiva a los Casales que permitiría la actividad, dentro de unas normativas establecidas. Tan solo se nos pidió tiempo.

Creemos que el tiempo ha finalizado. No se entiende que los Casales Falleros continúan sometidos a unas medidas que están fuera de lugar si se comparan con otros colectivos. Ni se nos ha equiparado a entidades culturales, ni nos rigen por normativa hostalera ni tampoco entramos dentro de las reuniones familiares.”

En estos términos se expresaba a través de un comunicado la Mesa de Seguimiento que reiteran que “Las Fallas somos Cultura”.

La Federación de Fallas de Especial de la ciudad de Valencia también reclamaba al Presidente de la Generalitat igualdad de trato: “Señor president, Ximo Puig Ferrer , escuche las reclamaciones de 250.000 falleros, que llevan meses fuera de sus casales. ¿Por qué se pueden servir copas en una discoteca y no en un casal fallero? Movemos 1.500 millones €, y no queremos ser más que nadie, pero tampoco menos… Solo pedimos, igualdad de trato.”

Dibujo alusivo de Juanjo García

El artista Juanjo García realizaba un dibujo sobre el punto muerto en el que se encuentran los casales falleros a menos de tres meses para la celebración de las Fallas 2021 en septiembre, con lo que ello implica.

Las redes sociales han sido el micrófono y altavoz para muchos falleros y festeros que ven como sus sedes siguen sin actividad mientras la hostelería y el ocio nocturno retoman sus actividad.

Esperamos  que tanto la consellera Ana Barceló como el Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, escuchen y reflexionen sobre esta desigualdad de trato que incumple lo acordado en la mesa de seguimiento como así se indicaba por parte de la Inter en su comunicado:

“pensamos que hay un agravio comparativo con la Fiesta de las Fallas, con las Comisiones Falleras y con los más de 250.000 falleras y falleros de nuestra Comunidad. Por eso, insistimos en la necesidad de modificar el actual decreto, donde se incluya esa promesa de equiparación con las entidades culturales y donde se nos aplicarían los horarios de la hostelería, para poder conseguir esa tan deseada desescalada en los Casales de las Comisiones Falleras de toda la Comunidad Valenciana.”

Juan Meneses

Asamblea Falla Carrícola bajo las medidas Covid Foto: La comisión