No viable la rehabilitación de las naves de la Ciudad Fallera

Tal y como se indica en las observaciones a la propuesta apoyada por Junta Central Fallera sobre la compra y rehabilitación de las naves de la Ciudad Fallera, esta opción es no viable en el marco de los presupuestos participativos “DecidimVLC”.

Así mismo se indica que la compra de una o varias de estas naves industriales necesita de una serie de actuaciones previas que hacen imposible su ejecución en 2020.

La iniciativa presentada por un particular estaba incluida para ser votada y contaba con más de 100 apoyos, para ser considerada en los presupuestos participativos ‘decidimVLC’. Esta propuesta llevaba por lema ‘Compra y rehabilitación de las naves de Ciudad del Artista Fallero’. Se pedía adquirir naves para rehabilitarlas y destinarlas a usos relacionados con las fallas. Se planteaba ofrecer algunas en alquiler , acoger un espacio cultural y auditorio donde las comisiones puedan hacer el concurso de teatro, playbacks o presentaciones. E incluso acoger las dependencias de la Junta Central Fallera, así como un hotel de asociaciones para acoger entidades de la fiesta.

Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva indicaba entonces que «el presupuesto de 2020 todavía no está cerrado y la concejalía dispondrá de una cantidad para redactar el proyecto de estudio del ‘Espai per a la festa’». «Hay que estudiar si finalmente se traslada la Junta Central Fallera, el museo fallero de Monteolivete o ambos. Es una decisión que ha de ser consensuada».

Así mismo también ha sido rechazada de estos presupuestos participativos, por falta de apoyos, la propuesta “Zona de plantà de las Fallas. Solución al asfalto quemado”. La propuesta es la delimitación de los lugares en los que serán plantadas las fallas, que generalmente ocupan los mismos espacios año tras año y una vez marcados los lugares, proceder al cambio del pavimento de estas zonas, eliminando el asfalto y colocando un material refractario, que además de dejar constancia de donde se deberá colocar la falla en los sucesivos años, sea durable, resistente y fácilmente enfriable, solucionando así el problema del asfalto derretido y facilitando la limpieza de la zona una vez retirados los rescoldos y cenizas.

Redacción

Foto: Archivo Don Falleret / Fran Adlert