4ª Tabalà popular en homenaje a Joan Blasco

Un centenar de dolçainers y tabaleters se darán cita este domingo en la plaza Doctor Collado en recuerdo de Joan Blasco

  • El acto, que contará con la colaboración del Ayuntamiento de Valencia, tendrá lugar este domingo 10 de marzo a las 12.00 horas.
  • Desde la plaza del Dr. Collado partirá una ‘tabalà popular’ con dolçainers llegados de toda la Comunitat, los cuales realizarán un pasacalle que rodeará la Lonja y tendrá su final en la plaza del Ayuntamiento.
  • Además, la comisión presenta este viernes, a partir de las 20.00 horas, su llibret y la 35 edición de su revista, l’Embolic.

Un centenar de ‘dolçainers y tabaleters’ de collas de toda la Comunitat Valenciana se darán cita este domingo 10 de marzo en la plaza del Doctor Collado para homenajear a la persona que lo dio todo por la cultura valenciana en general y por la dolçaina en particular, Don Joan Blasco Ribera, Mestre Dolçainer, en un acto organizado por la falla de la Plaça del Doctor Collado.

Para nuestro barrio tiene un significado muy especial la figura del maestro. El sonido de su dolçaina, allá por el mes de febrero, nos puso siempre la piel de gallina ya que suponía que las Fallas estaban cerca de celebrarse.

Con su intervención en la inauguración de la Exposición de Ninot en la puerta de la Lonja, nos hacía sentir la llegada de la fiesta antes que al resto de la población. Siempre hemos percibido el sonido de la dolçaina como algo festivo, lúdico. Somos sabedores de la importancia que tiene el instrumento en la cultura valenciana y de como la lucha de Joan para que la dolçaina entrara en el conservatorio de música fue el punto de partida para que se tomara más en serio la profesión de músico dolçainer.

Por ello, cómo continuación de la tabalà popular organizada por el Ayuntamiento a los pocos días del fallecimiento del maestro el 9 de marzo de 2016, y con el consentimiento expreso del hijo del Maestro, Francisco Blasco Calvo, y con la colaboración del Consistorio, presentamos un proyecto que hará que futuras generaciones venideras recuerden al Maestro en una fecha tan señalada, como merecido homenaje a quien fuera el precursor definitivo de la riqueza cultural que la dolçaina aporta a la cultura valenciana. De hecho, este es la cuarta edición del homenaje que organiza la falla Plaza Doctor Collado.

Así, se ha convocado a participar en el evento a todos los dolçainers y tabaleters de la Comunitat Valenciana, por medio de la Federaciò Valençiana de Dolçainers i Tabaleters. La concentración se efectuará en la plaza del Doctor Collado a las 12.00 horas, donde se realizará una ‘tabalà popular’. Posteriormente, en pasacalle a ritmo de cabalgata, se le dará la vuelta a la Lonja y, en la puerta recayente a la plaza del Mercado Central, se hará un homenaje a quien desde pequeño dio a conocer, primero con la percusión y posteriormente con la dolçaina, las melodías típicas valencianas en dicho edificio. El pasacalle a ritmo de Cabalgata seguirá por la avenida María Cristina y calles San Vicente y Sangre hasta la plaza del Ayuntamiento, que será rodeada para finalizar en la fachada principal del edificio consistorial.

En esta edición del homenaje, acompañará a Paco Blasco en el balcón consistorial el maestro Fernando Cantó.

Breve historia del Mestre Dolçainer

Nacido en Torres Torres en 1928, su vida profesional se desarrolla en Valencia, ciudad donde vivió. Iniciado en el tabalet se pasa a la dolçaina, donde destacaría por su trabajo en la recuperación y creación de la primera metodología, recogida en el método de dolçaina de 1981. Su dedicación a aprender a tocar el instrumento tradicional le valió el reconocimiento de Padre de la Dolçaina Moderna y maestro de la escuela municipal de dolçaina de València a mediados de los años 70.

La unificación de la afinación de la dolçaina es, posiblemente, la acción más destacable de Blasco ya que, en sus continuas actuaciones por toda la geografía valenciana, siempre se encontraba con dolçaines afinadas en diferentes tonos, lo que dificultaba tocar en pareja o en colla.

Finalmente, establece la afinación en Sol, tal como conocemos ahora el sonido de la dolçaina y es en el taller de Vivó (Segorbe) donde comienza a producir el instrumento. Igualmente, a causa de su actividad por la Comunitat, de escuela en escuela, de pasacalle en pasacalle, empieza a venderlas y distribuirlas.

‘El Mestre’ es, por sobrados méritos, el sobrenombre ganado a pulso por quien recuperó el oficio de dolçainer en un momento clave. Una concesión imprescindible para la dolçaina disfrute hoy de una salud de hierro por lo que hace a la cantidad y calidad de la música tradicional valenciana, donde por encima de todo destaca la dolçaina como reina de la melodía tradicional.

Redacción y Fotos Falla Doctor Collado